Programa de Recuperación de Ofrendas


Querida familia de la parroquia de San Jorge,


Ruego que esta carta les encuentre bien mientras sorteamos la difícil situación de la pandemia que nos ha afectado a todos durante los últimos 18 meses. Todos nos hemos acercado a Cristo durante este tiempo y oro para que todos hayan recibido la gracia de su cercanía y la fuerza de su amor y protección en estas pruebas. Afortunadamente, con la ayuda de las vacunas, podemos reunirnos de nuevo para adorar a Aquel que es nuestra salvación en la Misa y renovar nuestro compromiso con Él y con su iglesia mientras volvemos al ritmo regular de actividad aquí en San Jorge, y en otras parroquias de la Archidiócesis de Atlanta.


Como bien saben, nuestras parroquias, incluida San Jorge, han sufrido importantes pérdidas financieras durante el tiempo que estuvimos "confinados" el año pasado. Aquí en San Jorge, tuvimos una disminución en el ofertorio de $80,000 como resultado de la pandemia. Pudimos hacer frente a esta pérdida recortando drásticamente los gastos, incluidos los de personal, y aceptando un préstamo perdonable del gobierno. Aunque actualmente nos encontramos en una posición financiera estable, y anticipamos un lento retorno a los niveles de ofertorio anteriores, nosotros, al igual que muchas parroquias de la Arquidiócesis, todavía experimentamos una capacidad reducida de actividades y personal mientras sufrimos los efectos duraderos de la pandemia en nuestras iglesias.


Como resultado de las pérdidas financieras sufridas por las parroquias de la Arquidiócesis de Atlanta, el Arzobispo Hartmeyer ha recomendado que cada parroquia se someta a una Campaña de Recuperación de Ofrendas para ayudar a compensar los fondos perdidos debido al COVID. Se han recomendado empresas externas para que ayuden en esta tarea y proporcionen sus servicios profesionales de recuperación financiera a las parroquias para facilitar las tareas a los párrocos y al personal. Sin embargo, estos servicios tienen un costo, y el uso de empresas externas también puede percibirse como intrusivo y, a veces, más asertivo de lo que la gente encuentra cómodo. Por lo tanto, con el asesoramiento del Consejo de Finanzas de St. George, hemos decidido emprender esta pequeña campaña sólo con este envío actual, y pedir su ayuda por una vez para ayudar a recuperar las pérdidas que sufrimos con la pandemia.


Junto con esta carta, hemos adjuntado una tarjeta de información y un sobre de devolución. Con su amabilidad, le rogamos que llene la tarjeta con sus datos para que podamos actualizar nuestros registros. Esto servirá como una especie de censo para que podamos saber quiénes han regresado a la parroquia y tener sus datos actualizados. Por favor, devuelva esta tarjeta en el sobre proporcionado, junto con un donativo único si puede, para ayudar a compensar nuestras pérdidas debido a la pandemia. Cualquier apoyo que pueda dar será muy apreciado.


Les agradezco sinceramente su compromiso con nuestra parroquia de San Jorge, y cualquier ayuda financiera que puedan dar en este momento. Como forma de celebrar nuestro regreso a la vida parroquial, tendremos un picnic parroquial el 3 de Octubre después de las misas. Será un momento maravilloso para relajarse un poco y disfrutar de la compañía de los demás en un ambiente familiar. Me hace mucha ilusión. Espero que ustedes también lo esperen con igual ilusión.


Sigamos sosteniéndonos unos a otros en la oración. Todos somos parte de una familia en Cristo.


Sinceramente,



Fr. Randy Mattox, Pastor